domingo, 5 de mayo de 2013

Crítica: UN TRÉBOL MÁGICO

Winaray debuta en teatro infantil

Todos los sábados de mayo se viene presentando en el ICPNA de Lima, la obra infantil Un Trébol Mágico, escrita y dirigida por Cristian Lévano, y presentada por Winaray Teatro, una agrupación que nos regalara montajes de un sano pero excesivo sentido del humor con mucha locura, como El misterioso asesinato de You Payaso y Francisco. En el presente montaje, dirigido para toda la familia, se percibe también una oportuna reflexión sobre la clase política, tan preocupada sólo por su propia conveniencia, sin importarle los intereses del pueblo; así como los problemas territoriales entre las naciones.

Un simpático y desmemoriado Arlequín, que responde a cualquier nombre (Miriam Guevara) presenta a los asistentes al teatro, la historia de los reyes Lucho (Roberto Huamán) y Federica (Carmela Tamayo), quienes descuidan a sus respectivos pueblos por pelearse por un pequeño trozo de tierra, en donde se encuentra el trébol mágico en cuestión, que supuestamente les traerá paz y armonía. La aparición de otro rey (Alfredo Lévano, padre del director) y su reluciente asistente (Rod Díaz Sánchez, a quien vimos en Super Popper) complicará aún más la situación hasta el previsible final feliz. Lévano presenta un montaje correcto y ordenado, que felizmente no cae en el facilista recurso de grabar las voces de sus propias canciones, pero tampoco encuentra la manera correcta de presentarlas en escena.

Algunos aportes que se podrían hacer en beneficio del montaje: buscar la manera de que las voces en vivo de los actores se luzcan y no queden aplastadas por la pista musical; se podría, ya sea o disminuir el volumen a los parlantes, o camuflar micrófonos en escena, o acompañar con una guitarra desde el escenario. Por otro lado, los vestuarios de los reyes Lucho y Federica deberían ser más llamativos y vistosos, como el del Rey Panzón: basta un par de coronas para ellos, lo que ayudaría a los niños a comprender la historia desde el inicio. Winaray Teatro y su director Cristian Lévano debutan dignamente en el teatro infantil con Un trébol mágico y ya preparan la reposición de su ópera prima ¿Qué hiciste Diego Díaz?, en el mes de junio en el Club de Teatro de Lima.

Sergio Velarde
05 de mayo de 2013