domingo, 8 de junio de 2014

Crítica: LA TIENDITA DEL HORROR

Notable comedia musical a lo serie B.

La Asociación Cultural Plan 9, a cargo de David Carrillo y Giovanni Ciccia, siempre se ha caracterizado por su total independencia para elegir sus proyectos teatrales. Virtualmente todo es posible en el Teatro Larco. Siguiendo esta línea de trabajo, su nueva apuesta para este 2014, luego del discreto estreno de Lo raro (un inteligente homenaje al cine de terror), llega la comedia La Tiendita del Horror, premiado musical escrito por Howard Ashman y Alan Menken en 1982, y basado a su vez en The Little Shop of Horrors (1960), típica película serie B de Roger Corman. Para el director Carrillo se trata de un verdadero sueño hecho realidad, ya que tenía en mente estrenar la obra desde hace más de 20 años. Por fin las condiciones fueron las adecuadas, y después del muy estimable estreno del musical El Vigilante Enmascarado (2013), se abrieron las puertas de La Tiendita del Horror.

Seymour (Giovanni Ciccia) es un ingenuo trabajador en la florería del irritable Sr. Mushnik (Ricky Tosso), en un barrio marginal de Nueva York y además, se encuentra enamorado de su bella compañera de trabajo, llamada Audrey (Gisela Ponce de León). Luego de un extraño eclipse, Seymour descubre una extraña planta carnívora, a la que le pone de nombre Audrey II, y tras ponerla en exhibición, las ventas de la tienda aumentan. Pero hay un precio a pagar: Audrey II se alimenta de sangre humana y conforme crece, exigirá a Seymour presas vivas. A la manera de Fausto, el pobre de Seymour deberá tomar una difícil decisión: si vale la pena convertirse en criminal para alcanzar el auge económico y obtener así el favor de su patrón y el amor de su amada. La traducción de Ciccia y Carrillo, en la que también colaboró Rafo Ráez, es impecable y mantiene al público en vilo. El montaje consigue crear una atmósfera propia, logrando el difícil equilibrio entre el suspenso y la comedia.

Como todo montaje de Plan 9, el cuidado por los mínimos detalles (vestuario, escenografía) supera los poquísimos problemas técnicos de sonido y de iluminación, que se irán puliendo con el transcurso de la temporada. El elenco también es inspirado, encabezado por los notables Ciccia y Ponce de León, bien secundados por Tosso y por Sergio Galliani, quien se luce interpretando múltiples personajes, entre ellos, al extravagante dentista novio de Audrey. Por su parte, Shantall Young, Miluska Eskenazi y Rocío Montesinos demuestran su talento vocal como el coro de vecinas. Pero el personaje que se roba el show es definitivamente, la planta carnívora: si bien es cierto aún falta precisar la coordinación entre su voz y sus movimientos, Audrey II es estéticamente inquietante y conforme aumenta de tamaño, aumenta también el peligro para los personajes. La imagen final es de antología. La Tiendita del Horror es un auténtico triunfo para Carrillo y Ciccia, tanto personal como profesional, y deja la valla muy alta para los futuros proyectos de Plan 9. Altamente recomendable.

Sergio Velarde
08 de junio de 2014

1 comentario:

Raúl Williams Galán dijo...

Comparto tu opinión. Muy buena puesta en escena "La Tiendita del Horror" recomendable.